Un año y medio después de “alistarme” en el proyecto presentado por Squadrone System US. en la plataforma de crowdfunding KickStarter, ha llegado la hora de recoger los frutos de meses y meses de paciente espera.

Hace un par de días llamaba a mi puerta el mensajero de DHL, con un paquete en sus manos que contenía en su interior un aparato que promete inmortalizar grandes tomas de vídeo desde el aire, con tan sólo apretar un botón en la pantalla de nuestro smartphone. En esta primera entrada presento un pequeño álbum fotográfico a modo de “unboxing”, con imágenes del embalaje y contenido del producto bautizado como “Hexo+”

Unboxing


La primera impresión que te llevas cuando abres la caja es la buena disposición de todos los elementos que contiene. Provista de un asa en su parte superior, a falta de un maletín o una mochila para trasladar el conjunto, este embalaje puede cumplir perfectamente con esta función, además de servir para almacenar el material.

En el centro del embalaje nos encontramos el elemento esencial del producto, el dron denominado Hexo+. Viene con 6 brazos y 6 hélices ya montadas, luciendo una carcasa de plástico de color azul con el logo de la aeronave. Los motores vienen en dos colores diferenciados para recordarnos que tres hélices giran en un sentido y otras tres en el contrario. En la parte superior delantera tiene un led para indicar el estado del dron, de la vinculación por bluetooh con nuestro móvil y la carga de batería. En su parte inferior encontramos el interruptor de color amarillo para encenderlo, la clavija para conectar el Gimbal y el rail donde se acopla éste. En cada lado tiene unas aperturas para insertar las patas, las cuales se fijan simplemente apretandolas hacia el interior, sin necesidad de herramientas.

Dentro de la caja encontraremos el resto de elementos colocados en las esquinas, destacando el Gimbal Walkera G-3D, un estabilizador de cámara que resulta esencial para que la calidad de las imágenes captadas en vuelo sea excepcional. Es una estabilizador específico para videocámaras GoPro Hero3, Hero3+ y Hero4.

Su función es doble, por un lado absorver las vibraciones producidas por la rotación de las hélices, y por otro lado, compensar los movimientos de la aeronave para que las tomas sean suaves y estables. Esta versión dispone de rotación en los 3 ejes, lo que proporciona a la videocámara una estabilidad máxima en cualquier dirección. Su colocación es muy sencilla, a través de un rail metálico al que se fija con un tornillo que podemos apretar con los dedos. En la caja también encontraremos un cargador para alimentar la batería y un conjunto de adaptadores para los diferentes tipos de tomas de corriente.

En la parte trasera encontramos la tapa para acceder al compartimento donde se aloja la batería, la cual tiene un formato muy diferente de lo habitual en este tipo de aparatos, con una clara intención del fabricante de asegurarse en el futuro ventas de este accesorio. Teniendo en cuenta que la duración de la batería es de tan solo 15 minutos, se hace necesario contar con alguna más.

En resumen, tenemos una buena disposición de los elementos, los cuales son de buena calidad, y el montaje es bastante sencillo y rápido, con lo que tendremos la aereonave preparada para despegar en pocos minutos. En próximas entradas mostraré cómo funciona Hexo+, un aparato que está pensado para auto filmación aérea sin piloto, lo que explica porqué no dispone de mando de control, ya que el manejo se realiza mediante una aplicación disponible para dispositivos iOS y Android, provista de una serie de maniobras automatizas que permiten realizar video selfies aéreos de gran calidad mientras realizmos todo tipo de acitividades.