33.9

Kilómetros

IBP Index 28 BYC

Salida: Tindaya
Cota máx.: 230 m. | mín.: 13 m.
Pendiente Máx: 10,8% | Media: 2,2%
Desnivel ↑: 368 m. | Desnivel ↓: 369 m.

Track GPX / Track KML

Descripción


La Montaña de Tindaya, que da nombre a este ruta, tiene un especial interés histórico y arqueológico por la cantidad de grabados rupestres que alberga. Tindaya constituía un lugar sagrado para la población aborigen de Fuerteventura, los majos, que esculpieron sobre ella más de 300 grabados con formas de pie o podomorfos. Los grabados podomorfos están presentes en otras islas del archipiélago canario y en zonas de influencia cultural bereber. Tindaya ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Además de su valor histórico, la montaña ha sido reconocida como Monumento Natural y Punto de Interés Geológico por la Administración canaria.

La ruta comienza pues en Tindaya, concretamente en el supermercado Impescasa (Calle Virgen de la Caridad), donde hay una pequeña explanada ideal para dejar el coche hasta nuestro retorno. Tomamos la Calle Los Reyes para iniciar un largo descenso por pistas anchas que nos conducirán hasta la Playa de Jarugo, dejando a nuestra izquierda el Malpaís de Sobaco, procedente de una erupción volcánica de Montaña Quemada. A continuación nos dirigimos hacia Los Molinos atravesando los Llanos de La Pedrera y de Los Opares. La pista discurre muy cerca del Barranco de Los Molinos y nos lleva hasta Las Parcelas.

Dejamos atrás Las Parcelas tomando una pista paralela a la carretera FV221, ligeramente ascendente y con bastante piedra suelta. Giramos a la izquierda alejándonos de la carretera hasta llegar a un barranco donde tomaremos una pista ancha a mano derecha que nos lleva a Tefía. Llegamos a Tefía y cruzamos la carretera FV207 entrando directamente al sendero GR131 por el cual rodaremos en dirección norte hacia Montaña Quemada.

Llegamos nuevamente a Tindaya pero sin entrar apenas en el pueblo ya que seguiremos una carretera paralela a la FV10 que conduce a la Calle de La Oliva, la cual abandonaremos poco después comenzando un descenso en dirección a la Montaña de Tindaya atravesando el Tablero Casa Llanos.

Rodearemos la Montaña de Tindaya rodando por el Barranco de la Calabaza. Dejamos el barranco para tomar una pista a mano izquierda que nos lleva de nuevo al sendero GR131 y que conduce al punto final de la ruta en Tindaya, pasando antes por el comienzo del camino habilitado para ascender a su emblemática Montaña. El recorrido, de unos 33 kilómetros de distancia, no presenta grandes dificultades al no presentar ninguna zona técnica que merezca la pena destacar, ni subidas de gran dureza.