El término “Pocket” hace referencia a un tamaño compacto, y parece que en el mundo de los drones es la nueva tendencia para llegar al mayor número de usuarios posible. DJI Mavic Pro y Wingsland S6 son dos buenos ejemplos.

El tamaño importa...


Hace unos días publicaba dos artículos sobre dos de los últimos drones que han salido al mercado, el GoPro Karma y el Yuneec Breeze. Si bien las dimensiones del Karma no son las habituales de un dron grande, estaría más cerca de los DJI Phantom, Walkera Scout X4, Yuneec Q500 o Hexo+, que de los últimos drones compactos que tan de moda se están poniendo, y a tenor de las novedades que están llegando al mercado, como el nuevo DJI Mavic Pro o el Wingsland S6, todo parece indicar que es sólo el comienzo de una nueva categoría de drones con un usuario bastante definido, el que busca buena calidad tanto en las prestaciones de vuelo como en la calidad de imagen, con un tamaño portable, fácil de usar en multitud de situaciones, ya sean deportes de acción, sesiones de FPV o reuniones familiares o con los amigos…

Los dos drones que os muestro en esta entrada, el DJI Mavic Pro y el Wingsland S6, están dentro de esta nueva categoría en auge que me resulta tan interesante para mis actividades deportivas, ya que sus dimensiones y su capacidad de plegarse los convierten en el acompañante perfecto para rutas en bicicleta de montaña y senderismo, sin cargar con demasiado lastre. En este sentido suponen una gran mejora con respecto al Hexo+ que actualmente utilizo para mis vídeos, además de añadir otras ventajas, como la posibilidad de manejar el dron con un receptor, incluyendo varios modos de vuelo automatizados o la función de detección de obstáculos (de serie en el DJI, opcional en el Wingsland).

No se trata de una comparativa al uso, ya que lo ideal sería contar con ambos aparatos para probarlos durante unos días, sino de analizar las opciones que a día de hoy el mercado nos ofrece para adquirir una de estas maravillas, pensando en las diferentes posibilidades económicas de los futuros usuarios. La opción económica la encontramos en el Wingsland S6, un dron con cámara 4K incorporada que ronda los 450€, mientras que los más exigentes se decantarán por el DJI Mavic Pro, disponible por un precio de 1.199€.

Wingsland S6


Posiblemente el dron más pequeño y ligero con video filmación 4K. Pesa sólo 230 gramos y tiene aproximadamente el mismo tamaño que el iPhone 6 el 6S cuando está plegado. El modo ‘Follow Me’ significa que puede andar en bicicleta, monopatín, jugar sus deportes o eventos familiares sin ni siquiera tener que sostener un controlador. Su función de evitación de objetos (estará disponible por separado) y capacidades de auto despegue / aterrizaje disminuye enormemente cualquier posibilidad de daños en el S6, y sus brazos plegables hacen que sea fácil de almacenar y transportar sin preocuparse de rotura de piezas.

Este pequeño avión no tripulado estará disponible en 6 colores y dispondrá de varios accesorios de mayor o menor utilidad, según las preferencias del usuario. El más útil a priori debería ser el modulo para evitar obstáculos, el cual le otorga mayor seguridad en vuelos en interiores, y en exteriores donde la presencia de árboles, postes de electricidad o puentes puedan suponer un riesgo de colisión.

Otros accesorios que podremos acoplar a nuestro S6 son, el cañón para lanzar bolas (con finalidad lúdica), un foco para vuelos nocturnos supongo que con potencia suficiente para vuelos en interior y una pantalla de visualización de iconos.

Dispone de doble sistema de navegación por satélite GPS y GLONASS para una navegación precisa en exteriores. Para el posicionamiento en interiores donde el GPS no esté disponible el infrarrojo y el sistema de sensor de flujo óptico se asegurará de que el S6 sepa dónde está. La pérdida del S6 es muy difícil ya que dispone de alarma de batería baja y 2 ajustes de retorno. El Wingsland S6 volará de regreso a su posición original de despegue o a la posición del operador.

El funcionamiento es muy fácil usando la APP en casi cualquier teléfono inteligente Android e iOS. Dispone de 4 modos de control Beginner Mode, Standard Mode, Home Lock Mode y Course Lock Mode y varias funciones inteligentes como despegue y aterrizaje con una tecla, autodespegue y autoaterrizaje, retorno al punto de inicio, punto de interés, follow me, 360º photo y Flipping. Sus videos se pueden editar en la Wingsland S6 APP añadiendo subtítulos, combinando el material de archivo y la adición de música.

Cuenta con 4 brazos artículados con sendos motores de 4.300Kv y 4 hélices. Integra una videocámara con sensor de 1/3.06 pulgadas (CMOS) con 13M Píxeles efectivos y lente FOV 117 °, f/2.2, que proporciona vídeos en resolución 4K a 30fps y Full HD a 60fps, con estabilización electrónica de la imagen de 3 ejes.

En cuanto a la autonómia de vuelo, uno de los aspectos más a tener en cuenta en este tipo de aparatos, encontramos el punto débil del S6, con una batería Li-Po 2S de 7.6V, 1400mAh que proporciona tan sólo 10 minutos de funcionamiento, nada que ver con los 27 minutos que ofrece el DJI Mavic Pro. Esto nos obligará a cargar con varias baterías de repuesto si queremos aprovechar al máximo una sesión de filmación aérea.

Para terminar con el Wingsland S6, mencionar como punto positivo la posibilidad de adquirir por separado el Echo Remote Control, un mando a distancia que podrás colocar en tu muñeca, controlando el S6 sin necesidad de smartphone o mando de control. Incorpora un giroscopio y un sensor de dirección que le permite controlar funciones como despegue y aterrizaje con pulsar un sólo botón, follow me o vuelta a casa.

DJI Mavic Pro


Su tamaño compacto esconde un gran nivel de complejidad que lo convierte en una de las cámaras aéreas de DJI más sofisticadas. 24 núcleos de alto rendimiento, con un sistema de transmisión completamente nuevo con un alcance de 7 km (4.3 millas), 5 sensores visuales y una cámara 4K apoyada por un estabilizador en tres ejes están a tu disposición con tan sólo presionar el pulgar o dar un toque en la pantalla.

VUELA MÁS LEJOS DESDE TU BOLSILLO

La calidad de la transmisión de vídeo es esencial para una buena experiencia de vuelo. En lugar de usar el sistema Wi-Fi para hacer pequeño al Mavic, hemos creado DJI OcuSync. OcuSync va más allá de las capacidades de Wi-Fi en cuanto a alcance de la transmisión, claridad de vídeo, transmisión en directo y resistencia a las interferencias.

SIN ABOLLADURAS NI RASGUÑOS

Un dron desprotegido podría chocarse con obstáculos en vuelos de larga distancia o al aterrizar desde una altura incorrecta durante el Regreso al punto de inicio. El Mavic usa FlightAutonomy para detectar obstáculos a hasta 15 m. Así puede sortearlos o decelerar hasta pararse en el aire, evitando accidentes incluso fuera del alcance de tu vista.

VUELO ESTÁTICO PRECISO

El posicionamiento por satélite puede ayudar a un dron a mantenerse estático en exteriores libres de obstáculos e interferencias. Sin satélites, el dron no sería capaz de posicionarse y podría acabar a la deriva. Sin embargo, con los sensores visuales frontales e inferiores, el Mavic puede mantenerse estático con precisión sin GPS.

VUELA POR MÁS TIEMPO

Con el Mavic, puedes volar hasta 27 minutos gracias a la eficiencia del sistema de propulsión con 4 hélices de 8,3 pulgadas, un diseño aerodinámico en la parte delantera y trasera y sus superficies pulidas para reducir la resistencia del aire, ya que vuela hacia delante. Baterías de litio de alta densidad reducen el espacio requerido y proporcionan la misma cantidad de energía.

VÍDEO EN 4K ULTRA HD

El Mavic puede grabar vídeo a 4K a 30 fps. No utiliza ningún sistema de estabilización de imagen electrónico, con lo que asegura que todo el metraje sea en 4K. Hemos creado un estabilizador en tres ejes ultra preciso y miniaturizado que puede estabilizar la cámara incluso durante vuelos a alta velocidad para darte un vídeo fluido y unas fotos nítidas.

FOTOS DE ALTURA

A todos nos gusta una buena foto, da igual si quieres tomar una instantánea o estás montando un portfolio, la cámara de 12 megapíxeles del Mavic con soporte para Adobe DNG RAW está lista para la acción.

FOTOGRAFÍA COMO UN PROFESIONAL AUTOMÁTICAMENTE

No necesitarás un equipo de rodaje cuando vueles el Mavic porque todo lo que necesitas es ActiveTrack Sólo dile a quién quieres que siga y él se encargará del resto, haciendo que saques tomas como un profesional.

SALUDA PARA HACER UN DRONIE

Con el Mavic apuntándote desde el aire, un gesto es todo lo que necesitas para sacar la foto. Obten selfies como nunca antes habías visto con el Modo Gesture del Mavic.

CONTROL CALIBRADO

Si estás encuadrando una foto o incluso si estás volando en interiores y no quieres volar muy rápido, activa el Tripod Mode y todos los movimientos del Mavic se volverán precisos y lentos.

VUELA CON EL TELÉFONO

Es posible que todo lo que quieras sea hacer un dronie rápido, configurar el seguimiento para grabar a un amigo o incluso dirigirte hacia el cielo para un vuelo rápido. Todo lo que necesitas es tu teléfono

TAPFLY

Los pilotos primerizos muchas veces tienen problemas para volar porque no están acostumbrados a los controles, lo que dificulta hacer vídeos. Con TapFly puedes tocar en donde quieras que el Mavic vaya y se dirigirá en esa dirección para que puedas centrarte en controlar el estabilizador y hacer fotos y vídeo. Volar puede ser así de sencillo.

A TUS ÓRDENES

El Mavic sigue cada una de tus órdenes de inmediato, ya quieras rodar una secuencia fluida a cámara lenta o llenarte de adrenalina con el Sport Mode a 65 km/h (40mph)

VE EL MUNDO COMO UN PÁJARO

Vuela con un giro de la cabeza para ver el mundo a vista de pájaro cuando llevas las DJI Goggles de altísima calidad sin cables.

DISPARA EDITA COMPARTE

Has capturado la escena más increíble que se pueda imaginar. Ahora puedes editarla con unos pocos toques en el DJI GO Editor y compartirla al momento para que todo el mundo la vea.

DOS JUEGOS DE SENSORES EL DOBLE DE FIABLE

En un dron, la fuente de problemas más probable es que un sensor no esté funcionando como debiera. Esa es la razón por la que el Mavic tiene dos de cada sensor clave. Si uno falla, el otro le sustituye.

CON LA MENTE EN LA TIERRA

Se mantiene a la misma distancia del suelo de forma automática. No te preocupes por volar demasiado bajo, el Mavic te mantendrá a la altura justa incluso en un terreno desigual.

MÁS FÁCIL, MÁS INTELIGENTE, CON BATERÍAS MÁS SEGURAS

Antes de las Baterías de Vuelo Inteligentes de DJI, las baterías de dron potentes eran poco fiables. Pero con sus propios cerebros integrados, las baterías DJI son tan fáciles y seguras de usar como una recargable normal.

SÓLO NECESITAS UNA MIRADA

A través de la aplicación DJI GO ves todo lo que la cámara ve, junto con todo lo que necesitas saber de tu Mavic, desde la vida de la batería hasta la localización, pasando por su destino y mucho más.